domingo, 5 de agosto de 2012

Místicas alucinaciones

Reencarnación

Fenómeno: A causa del ascenso del budismo en Occidente y una corriente filosófica pitagórica nunca perdida del todo en el Mediterráneo, cada día es más popular la idea de que podemos formar parte de un ciclo en que nuestro alma vuelve a nacer en otro cuerpo. A su calor intelectual se han arrimado psicólogos y vividores que aseguran a los incautos que caen en sus manos que es posible conocer nuestras vidas anteriores y gracias a ello arreglar los problemas que tenemos durante la actual. Incluso puede uno elegir la pareja que ya conoció en otra vida.

A favor: El investigador que más se ha acercado al tema es el psiquiatra estadounidense Ian Stevenson quien ha descubierto casos sorprendentes de reencarnación por todo el planeta, especialmente niños que recuerdan increíbles detalles de otras vidas, cuya exactitud se ha comprobado posteriormente. Pitágoras, Platón y Scopenhauer creían en ella. Otras figuras públicas también han contribuido a popularizar esta creencia, como el modisto Paco Rabanne, quien aseguraba que en otra vida fue sacerdote en el antiguo Egipto. Según una encuesta realizada en 1988 por el Instituto Demoscopia, 1 de cada cinco españoles cree en ella (21%); de la actualidad no tengo datos.

En contra: Es indemostrable. Como cualquier asunto de fe, se puede creer en ella o no.

Levitación

Fenómeno: Flotar en el aire libremente de forma físicamente inexplicable y desafiando la fuerza de la gravedad. Muchos otros superpoderes son también atribuidos a los místicos: bilocación, estigmas, elongación corporal, glosolalia, xenoglosia, hipertermia, fragancias, luminosidad, éxtasis, arrobamiento, pirobasia, etc.

A favor: 72 casos en las hagiografías cristianas, entre ellos Santa Teresa de Jesús y San Francisco de Asís. Este poder existe entre los místicos de muchas otras religiones.
No se conocen casos actuales, excepto el juego juvenil mediante el que se levanta a un sujeto pesado con la ligera presión de seis de dedos, de seis personas distintas. Muchos parapsicólogos, citados por Martin Gardner en Extravagancias y disparates, lo consideran un fenómeno inexplicable y físicamente imposible. El propio Uri Geller lo presenta como una demostración más de sus poderes paranormales en sus espectáculos, cuando, como explica Martin Gardner, no es más que un asunto de repartición aritmética del peso.

En contra: No existe explicación posible, ya que no se ha encontrado teoría o fuerza conocida que participe en el fenómeno y es imposible reproducirlo en laboratorio.

Posesiones y Exorcismos

Fenómeno: Una entidad maligna se apodera del cuerpo del afectado y le empuja a decir obscenidades y realizar actos antisociales y antirreligiosos. Quienes lo padecen o sus familiares solicitan la presencia de un exorcista, sacerdote o no, para que expulse el diablo que se ha colado dentro.

A favor: La película El Exorcista, tras la cual se despertó la fiebre por un tema que la sociedad industrial casi había arrinconado: el diablo. En contra de lo que pudiera parecer, el fenómeno crece. Las sectas evangelistas han creado toda una escuela de espectáculos milagrosos en torno a este fenómeno y en los países vaticanos, aumenta el número de exorcistas.

En contra: Se puede explicar como un desorden neuroquímico conocido como síndrome de Tourette, que impulsa a sus afectados a profanar templos, proferir palabras obscenas o sufrir espantosos ataques de histeria.

Apariciones Marianas

Fenómeno: Una entidad se aparece a un individuo (a veces a grupos de dos o tres), quien asegura que ese ser se ha identificado ante él como la Virgen.

A favor: Se han censado unas 20.000 apariciones de la Virgen en todo el mundo, según la Sociedad Mariológica Española. El francés Bernard Billet y el italiano Giusseppe Besutti elaboraron unas curiosas estadísticas: la aparición de la Virgen es mucho más frecuente entre el 10 y el 20 de mayo y que la nación más visitada ha sido Italia con casi 100 casos sólo en los 50 años que van de 1926 a 1976. Antes del siglo XIX eran hombres quienes sufrían estas apariciones, pero esa tendencia cambió radicalmente en los dos últimos siglos (Antes del XIX: Mujeres, 22,5 %; Hombres, 77,5 %. Siglos XIX y XX: M, 67 %; H, 32 %). Niños y adolescentes son quienes ven más a la Virgen.

En contra: Freud pensaba que este fenómeno estaba relacionado con los impulsos de la líbido y su sublimación. Carl Gustav Jung decía que se trataba de un arquetipo limitado a las sociedades que comparten unos mismo antecedentes religiosos (En efecto, la Virgen sólo aparece desde que adquiere carta de naturaleza religiosa en el Concilio de Éfeso en el 431, antes era Artemisa, Venus, Diana, Isis o cualquier otra de las grandes diosas). La mayor parte de los psiquiatras opinan que no son más que procesos alucinatorios a los que no puede sustraerse el individuo, cuando no un fraude deliberado por espurios intereses. Los estudios científicos que se realizaron sobre los videntes de Medjugorje (Croacia) por dos equipos, durante los trances, llegaron a la conclusión de que los éxtasis no eran patológicos y que no existían alucinaciones, aunque ello no descarta el fraude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario