martes, 10 de julio de 2012

Neoluditas



Tal vez veamos reproducirse algún día las convulsiones sociales que generó la Revolución Industrial, como la de los "luditas", obreros ingleses seguidores de Ned Ludd, quienes destruían la nueva maquinaria que les dejaba sin trabajo. Hoy, ese apelativo se aplica a los tecnófobos, uno de cuyos casos más extremos ha sido Unabomber, hoy cumpliendo cadena perpetua, quien se dedicaba a enviar bombas en una quijotesca causa contra la tecnología, a la que veía como generadora de todos los males del mundo moderno.

El padre de la cibernética, Norbert Wiener escribía en 1963: "Lo mismo que el carpintero, el mecánico y el sastre expertos sobrevivieron en cierto grado a la primera revolución industrial, el científico y el funcionario experimentados pueden sobrevivir a la segunda. Pero si nos ponemos en el momento en que la segunda revolución (la microelectrónica), una persona normal, con conocimientos medios o escasos, no tendrá para vender nada que resulte de interés para nadie".

Según John Petersen del estadounidense Instituto Arlington de prospectiva, no será el sector industrial el que más sufra, sino el de servicios, donde los procesos automatizados está reduciendo actualmente el número de empleos en un 20 por ciento, lo cual va a requerir una formación continua y elevada de sus trabajadores.

Imagen: superior, Ned Ludd
inferior, luditas destruyendo máquinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario