miércoles, 22 de febrero de 2012

Seres marinos


¿Quién podía imaginar que se descubrirían seres marinos tan extraños como el Symbion pandora, un extravagante y minúsculo animal parecido a un frasquito de perfume que vive, se reproduce y muere en los dientes de la langosta noruega?. Sin embargo, lo que más sorprende del mismo es su forma de reproducción, ya que posee tentáculos que al desprender se generan seres independientes. Pero también es capaz de reproducirse de una forma más convencional cuando llega la época de muda para la langosta.

Este minúsculo organismo, que sólo mide un milímetro, ha requerido que se creara un filum, o categoría especial para clasificarle científicamente: la Cyclophora, de momento con ese único miembro. Un nuevo habitante submarino que ha podido ser conocido antes de desaparecer a causa de la contaminación de los océanos.

¿Cuántas maravillas nos perderemos aún? Sólo ahora empezamos a conocer algunos fantásticos seres vivos como uno de los animales más raros del planeta, el Riftias, un gusano tubícola de los abismos que se alimenta de las bacterias que viven en su interior. No tiene boca, ni ano, ni aparato
digestivo: un caso único en el mundo.

Sólo desde hace unos años se conocen algunos de estos misteriosos seres que habitan las profundidades marinas y que se alimentan del veneno que expele la tierra. Hasta 300 organismos entre moluscos, gusanos y cangrejos se han clasificado en estos nichos ecológicos al límite de la muerte por encontrarse en regiones volcánicas que expelen toda clase de gases. Los gusanos filtran el ácido sulfhídrico que surge de los surtidores hirviendo y lo transporta por vía sanguínea hasta su cavidad abdominal, un gran depósito al que acuden las bacterias, capaces de sintetizar este ácido, a alimentarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario