martes, 28 de febrero de 2012

Irracionales y fanáticos

Tanto los fanatismos religiosos como el auge de las pseudociencias generarán un nuevo fascismo teísta. Cada vez que leemos sobre un nuevo suicidio colectivo o el resurgir del integrismo islámico, poseemos una pieza más del puzzle postmilenarista. El miedo a la crisis empuja a la sociedad a buscar respuestas, cuanto más absurdas mejor, ya que la ciencia sólo genera nuevas incertidumbres, mientras que la religión ofrece la seguridad de la fe. La religión mormona se incrementa cada año en 200.000 nuevos acólitos y más del cinco por ciento de los estadounidenses se considera new agers, esto es, se sienten partícipes del movimiento espiritual de la Nueva Era, un movimiento sincrético que participa de todas las religiones y que goza de todos sus extravagancias, desde los ovnis o la astrología, hasta la reencarnación o la resurrección de la carne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario