martes, 28 de febrero de 2012

Ecolonomía


Aunque no hay razones para el optimismo con la sarta de políticos ineptos y corruptos que pueblan el planeta, aún quedarían esperanzas en nuevas actitudes personales y asociativas para salvar el planeta. Para que crezca la economía no es necesario destrozar el planeta.

Esa es la valiente propuesta de la moderna ecología, que trata de aunar el capitalismo con la salvaguarda del medio ambiente. Dentro de este movimiento aparecerán radicales que tratarán de cambiar la mentalidad de la sociedad usando métodos violentos: los ecoterroristas. La base de esta utopía se encuentra en  fuentes energéticas alternativas limpias y baratas, el riguroso control demográfico, la defensa de los animales y la biodiversidad, el reciclaje de todos los desechos industriales y la introducción del consumo responsable en todos los hogares. Según los prospectivistas, aunque se acelere el cambio energético, en el 2020 aún se consumirá muchísimo más petróleo y carbón para producir energía, que otras fuentes energéticas alternativas. La tendencia se invertirá a partir del 2050.

2020
2.200 megateps de carbón
2.200 megateps de petróleo
2.300 megateps de gas
1.000 megateps de biomasa
800 megateps de energí a nuclear
300 megateps de energía solar

2060
1.500 megateps de carbón
800 megateps de petróleo
1.200 megateps de gas
2.200 megateps de biomasa
2.500 megateps de energía nuclear
1.500 megateps de energía solar

(un megateps equivale a la energía contenida en un millón de toneladas de petróleo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario