martes, 28 de febrero de 2012

Cuando circulemos con motores de barro

Si la tecnología espacial utiliza la cerámica en los motores de sus cohetes, ¿por qué no usarlos en los automóviles del futuro?. En trabajos de alta temperatura, el rendimiento de esos nuevos materiales es superior al metal, más barato y más ligero. La carrocería de los vehículos tendrá cada vez más componentes plásticos absolutamente reciclables, un nuevo material que ya se está ensayando con éxito en laboratorios de todo el mundo. Para rematar la jugada, se usarán lubricantes basados en los fullerenos fluorados, moléculas puras de 60 átomos de carbono, distribuidos en 20 hexágonos y dotados de la simetría perfecta de un balón de fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario