martes, 7 de enero de 2014

El imposible viaje a la estrellas ya fue soñado por Douglas Adams

A la hora de imaginar disparates sobre sistemas que nos sacarían de la Tierra para pasear por cualquier rincón de la galaxia (incluso del universo), me encanta el que permite a los protagonistas de  la saga del "Autoestopista Galáctico", escrita por Douglas Adams saltar entre mundos como quien coge un taxi (o se mete en una cabina telefónica).

Las saga comenzó con la Guía del Autoestopista Galáctico (The Hitchhiker's Guide to the Galaxy) y completó con cinco libros ("una trilogía en cinco partes", decía el autor) antes de fallecer de un ataque al corazón.

Se trata de una saga de humor y aventuras de Arthur Dent, un convencional británico (genial Martin Freman -Watson, Bilbo Bolsón- en la película que se realizó del libro) que ve cómo su casa va a ser demolida por una autopista más, pero esa pequeña anécdota resulta insignificante ante la obra cósmica que va a demoler todo el planeta Tierra: una autopista galáctica.

A partir de aquí se desarrolla una secuencia de hilarantes y satíricas (en ese estilo tan británico a lo Swift) aventuras por la galaxia haciendo autoestop como Marvin el robot ciclotímico que en cualquier contratiempo encuentra motivo de depresión o el extraterrestre Ford Perfect, el redactor de la Guía del Autoestopista Galáctico.

Y, ¿cómo se mueven las naves por el espacio? Se basa en que los electrones pueden encontrarse en muchos lugares a la vez y ser compartidos por dos átomos. Adams imagina un "propulsor de imposibilidad infinito", "un nuevo y maravilloso método de atravesar distancias interestelares en una nadería de segundo sin toda esa tediosa complicación del hiperespacio". El sistema consiste en que se produzca cualquier probabilidad cuántica, como saltar a una estrella cercana y rematerializarse donde desea.

Aquí os dejo la primera parte de la serie que realizó la BBC sobre el libro


Y la segunda


domingo, 27 de octubre de 2013

Los grandes descubrimientos paleontológicos de Atapuerca



Tras las campañas de excavaciones 2013 en los yacimientos de la sierra de Atapuerca dirigidas por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell conviene dar un repaso a los hallazgos más destacados en los últimos años y en cada uno de los yacimientos en los que el Equipo de Investigación de Atapuerca ha trabajado esta campaña. Por el Equipo de Investigación de Atapuerca

Presentación de una escápula de Homo antecessor

En 2005 se produjo el hallazgo en TD6 de Gran Dolina de una escápula infantil de Homo antecessor, cuyo estudio se presumía muy complejo, dado que el fósil se encontraba literalmente incrustado en un bloque de arcilla calcificada.

Después de siete años de paciente trabajo, el equipo de restauración del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) de Tarragona ha conseguido liberar este resto fósil tan peculiar, que presentamos por primera vez en sociedad y que ahora podremos estudiar.

En el registro fósil de los homininos arcaicos tan sólo se conocen las escápulas de un individuo inmaduro de unos tres años de edad, perteneciente a la especie Australopithecus afarensis, localizado en la localidad de Dikika, en Etiopía.

La escápula de Homo antecessor perteneció a un niño o niña de entre cuatro y seis años y representa una gran oportunidad de investigar sobre el desarrollo y la locomoción de esta especie. Una vez finalizado su estudio, consideramos que, por su rareza, este fósil merece ser expuesto en el Museo de la Evolución Humana de Burgos.

Yacimientos de la Trinchera del Ferrocarril

Sima del Elefante

El resultado más destacado de esta campaña de excavación en la Sima del Elefante es el hallazgo de una pieza de industria lítica en sílex cretácico del Modo 1 en el nivel TE8. El nivel TE8 se localiza por debajo del nivel TE9 (datado en 1,2 Ma) donde en el año 2007 apareció la mandíbula humana más antigua de Europa. En consecuencia, pensamos que con este hallazgo nos acercamos al límite aceptado para la primera ocupación de Europa Occidental que se sitúa en 1,5 millones de años.

En estos momentos podemos decir que los objetivos planteados al inicio de la campaña de excavación han sido cumplidos de forma satisfactoria. Los objetivos eran principalmente:

  1. Perfilar la sección sur del relleno sedimentario con el fin de apreciar los niveles inferiores de la secuencia estratigráfica, y poder entender la relación de los mismos en la formación de la secuencia sedimentaria.
  2. Localizar el paquete sedimentario TE9 en toda la superficie de excavación.
  3. Determinar si en los niveles inferiores a TE9 (que tiene una cronología de 1,2 Ma) había registro arqueopaleontológico. 

En relación al primer punto, el perfil conseguido nos permite ver la presencia de elementos sedimentarios que no habíamos observado hasta el momento y nos facilita la comprensión de la formación del yacimiento. Además, este perfil también facilitará la explicación de dichos  procesos a los investigadores que el próximo año participaran en el congreso internacional de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas (UISPP) organizado por la Fundación Atapuerca que se celebrará en Burgos.

Respecto al segundo objetivo planteado, hemos apreciado que el nivel TE9 se extiende por casi todo el yacimiento. En estos sedimentos hemos recuperado restos de macromamíferos como suidos, ciervos gigantes o gamos junto con restos de animales pequeños como aves y conejos. También hemos recuperado algunos huesos de macromamíferos con fracturas y marcas de corte que hemos relacionado con procesos de carnicería por parte de los grupos humanos de hace 1,2 Ma.

Finamente, el tercer objetivo planteado también ha sido resuelto con éxito. Así, a pesar de la escasa superficie del nivel TE7 excavada podemos afirmar que en este paquete sedimentario hay un número relativamente abundante de restos de macro y micromamíferos. Esto nos indica que este nivel es rico en fósiles de animales y, esperamos que en próximos años podamos recuperar restos de actividad antrópica.

Gran Dolina

Nivel TD10

Desde el día 1 de julio, un equipo de 25 personas ha estado excavando en la parte superior del yacimiento de Gran Dolina, en una superficie de 80 m2. Concretamente, se ha trabajado en la base el nivel TD10-2, de unos 400.000 años de antigüedad. Este nivel se empezó a excavar en 2004 y desde entonces ha proporcionado un riquísimo registro fósil, con más de 60.500 restos faunísticos y 12.000 herramientas de piedra.

El gran paquete de sedimentos contenido en el nivel TD10 se caracteriza por presentar las mayores concentraciones de restos arqueológicos documentados hasta la actualidad en los yacimientos pleistocenos de la sierra de Atapuerca. Estos restos se acumularon en la entrada a la cueva de Gran Dolina a lo largo de los períodos en que ésta fue usada por los homínidos como enclave referencial dentro del entorno de la sierra.

En el tramo superior del nivel TD10 (TD10.1) habíamos documentado, al igual que en otros conjuntos de Atapuerca, el consumo preferente de ciervos y caballos por los grupos de homínidos que ocuparon la cavidad. En la unidad TD10.2, la que hemos acabado de excavar en esta campaña, pusimos al descubierto un registro con unas características sorprendentemente diferentes: se trataba de una fase en que la cueva fue ocupada por unos grupos humanos extremadamente especializados en la caza y procesado de bóvidos. Además, ambas unidades presentan también marcadísimas diferencias en cuanto a las herramientas de piedra fabricadas y usadas: mientras TD10.1 presentaba la variedad de rocas utilizadas como materia prima habitual en Atapuerca (sílex, cuarcita, arenisca, cuarzo, etc.), en TD10.2 se daba un uso exclusivo del sílex.

Por debajo de estos campamentos de cazadores de bisontes, después de excavar un tramo en que aparentemente la cavidad fue utilizada sólo de forma esporádica (que deducimos tanto a partir de la escasez de restos como de una mayor presencia de carnívoros) hemos excavado un pequeño nivel, ya en el contacto con el techo de TD10.3 y con una antigüedad de unos 420.000 años, donde volvemos a observar las estrategias diversificadas (en cuanto a animales procesados y rocas utilizadas para la producción de los instrumentos), características de los yacimientos pleistocenos de Atapuerca.

La excavación de las unidades TD10.3 y TD10.4 en las próximas campañas nos permitirá entrar de lleno en el mundo Achelense, del que tenemos también información relevante en el yacimiento de Galería y, por supuesto, en el completo registro paleoantropológico de la Sima de los Huesos. Poniendo en relación la información relativa a este período (el comprendido entre los 500.000 y los 400.000 años) seremos capaces de reconstruir como en ningún otro lugar de Europa tanto los aspectos biológicos como culturales de Homo heidelbergensis.

Sector inferior

Gran Dolina hace un millón de años. El nivel TD4

La industria lítica recuperada durante esta campaña en el nivel TD4 de la Gran Dolina, con una antigüedad aproximada de un millón de años, confirma la continuidad del poblamiento humano en Europa desde que este se originó hace aproximadamente 1,5 millones de años hasta la aparición de Homo antecessor, hace unos 850 mil. Se contradicen, por tanto, las hipótesis planteadas por algunos investigadores que explicaban el primer poblamiento de Europa a partir de la sucesión de pequeñas oleadas de homínidos sin continuidad en el tiempo y condenadas a la extinción ante su incapacidad de adaptarse a los nuevos espacios. Se adjunta un artículo publicado el 18 de julio de 2013 en la revista Quaternary Science Reviews, en la que, entre otras hipótesis, se propone precisamente la continuidad del poblamiento europeo durante el Pleistoceno inferior. Aunque se trata de una industria lítica muy arcaica, ésta ya refleja el desarrollo de actividades complejas, como el aprovechamiento de animales caídos en las torcas. Estas actividades implican un cierto control del territorio, al ser necesario leer e interpretar las señales que se producen en el medio cuando un animal cae en una trampa de este estilo, tales como los bramidos de los propios animales o el revoloteo de aves carroñeras en las inmediaciones.

Pero sin duda, el rey de las cuevas de Atapuerca hace un millón de años fue el Ursus dolinensis, un oso de gran tamaño antepasado directo de los futuros osos de las cavernas (Ursus spelaeus) y muy cercano al ancestro común de los osos pardos actuales. De esta especie se han encontrado varios restos junto al de otros animales como rinocerontes, cérvidos gigantes, gamos, bisontes y asnos silvestres.

Galería

La campaña de 2013 en el yacimiento de Galería se ha centrado en la excavación del subnivel GSU-3. Este subnivel, datado entre 220.000 y 240.000 años, pertenece a la Unidad GIII. Se han recuperado restos faunísticos y algunas herramientas en sílex y arenisca correspondientes a las últimas ocupaciones de Galería. Estas ocupaciones, que eran esporádicas, estaban enfocadas al aprovechamiento de los animales que caían a través de la trampa natural situada a la derecha del yacimiento; así lo atestiguan las marcas de corte y las evidencias de fracturación que se han identificado en los restos óseos. Los restos recuperados pertenecen principalmente a ciervos y caballos aunque también se han recuperado restos de bisonte. Entre los hallazgos de esta campaña, destaca la recuperación de restos pertenecientes a dos leones en una de las zonas próximas al techo de la cueva. Uno de ellos es un cráneo prácticamente completo de un individuo adulto, probablemente una hembra, y el otro es la mandíbula de un cachorro de unos 6 meses.

Yacimientos de Cueva Mayor

En la campaña de este año se ha intervenido en tres yacimientos enclavados en el interior de la Cueva Mayor de la Sierra de Atapuerca: Portalón, la Galería de las Estatuas y la Sima de los Huesos.

Portalón

Durante la presente campaña se han finalizado los trabajos de excavación de los niveles Calcolíticos iniciados en la campaña del 2012, documentándose un contexto funerario con inhumaciones humanas acompañadas de elementos de ajuar como recipientes cerámicos, industria lítica (puntas de flecha y láminas de sílex) y ósea (punzones y pasadores), animales domésticos (ovicápridos y suidos), objetos de adorno (colgantes y conchas) y abundantes hogueras. Se ha empezado a descubrir el nivel neolítico, que se espera que proporcione mucha información en las próximas campañas sobre los primeros agricultores y ganaderos de la Meseta y de la Península. Para poder alcanzar este nivel ha sido necesario evacuar grandes bloques de caliza que cubrían el yacimiento y que corresponden a una caída del techo de la cueva. El Portalón puede ser un yacimiento de referencia para conocer a los últimos cazadores y recolectores y el tránsito a la economía de producción.

Sima de los Huesos

Los trabajos en Sima de los Huesos se han centrado en estudios geológicos y topográficos del yacimiento y de la sala aledaña de Cíclopes. Las excavaciones han tenido como objetivo prioritario preparar las secciones para muestreos de geocronología que se están llevando a cabo. Se ha avanzado mucho en la comprensión de la secuencia estratigráfica y procesos geológicos de formación del yacimiento, con el propósito de establecer el contexto en el que se produjo la acumulación de restos humanos y precisar mejor su datación. Se espera publicar estos resultados en los próximos meses, junto con las reconstrucciones de fósiles humanos realizadas, en los próximos años.

En la Galería de las Estatuas (ocupación neandertal) los objetivos de la campaña han sido similares, con un carácter más geológico que arqueopaleontológico.

Cueva del Mirador

En el yacimiento del Mirador siguen exhumándose cadáveres de un grupo de unos veinte individuos del Calcolítico (Eneolítico), cuya antigüedad se ha estimado en 4.700 años antes del presente.

Los restos se encuentran amontonados, aunque parece tratarse de diferentes inhumaciones ocurridas a lo largo del tiempo. Algunos de los cadáveres están en conexión anatómica, mientras que otros se hallan dispersos.

Es importante destacar las investigaciones que se vienen realizando sobre el ADN mitocondrial de estos cadáveres, en fase muy avanzada, por parte del Dr. Carles Lalueza del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Esta investigación quedará completada con los datos que se obtengan en la presente campaña.

Además de las conclusiones que dichas investigaciones puedan aportar sobre el poblamiento de la península Ibérica, está prevista una comparación con el ADN de personas del entorno de la sierra de Atapuerca, cuya genealogía se remonte a varias generaciones. Se pretende llegar a enlazar el pasado con el presente, y demostrar una posible continuidad y escasa movilidad de las poblaciones del neolítico, eneolítico, edad de los metales, edad media, etc. en la Meseta Norte hasta llegar a tiempos recientes.

Por otro lado, entre los restos hallados en el grupo humano que está siendo excavado en estos momentos destaca el esqueleto de un varón joven de unos veinte años de edad, cuyo cráneo presenta una perforación en su parte posterior de algo más de un centímetro de diámetro. La perforación se encuentra entre los dos parietales, a varios centímetros del occipital. Este esqueleto se encontró in-situ (no fue exhumado antes de que lo hiciera el equipo investigador). No se observan signos de regeneración ósea, mientras que faltan algunas láminas de hueso en la zona afectada. Por todo ello, se trata de una perforación del cráneo producida justo antes o justo después de la muerte (peri-mortem).

Aunque este caso requiere un estudio en detalle, con realización de tomografía computerizada, se pueden aventurar varias hipótesis. Si la perforación fue realizada en vida, es evidente que este varón murió como consecuencia del trauma causado en el cerebro. Puede tratarse de un acto violento, pero también de un intento de curación. Unos centímetros por debajo de esta perforación se observa un hundimiento puntual del cráneo, quizá producto de otra perforación, pero totalmente cerrado y con signos de regeneración ósea.

Si la perforación ocurrió justo después de la muerte, también se pueden proponer varias hipótesis, incluido algún tipo de ritual funerario.

En definitiva, la cueva del Mirador está ya ofreciendo una visión muy completa de las poblaciones del Calcolítico y promete convertirse también en un referente de esta época en la península Ibérica.

Asentamiento al aire libre. Fuente Mudarra

Durante esta campaña de excavación, un equipo de 15 personas ha estado trabajando en Fuente Mudarra, asentamiento al aire libre de la sierra de Atapuerca, en el que se comenzó a excavar el año pasado. Este lugar se localiza a orillas del río Pico y desde allí se controla su valle. Se trata de uno de los sitios al aire libre con ocupaciones neandertales que hay en el entorno de las cuevas. Fuente Mudarra tiene varios niveles arqueológicos que confirman la presencia de grupos neandertales en la sierra de Atapuerca durante decenas de miles de años en el Pleistoceno superior. Este mes de julio se ha intervenido en un nivel de 50.000 años de antigüedad en el que se han recuperado herramientas de piedra, de sílex y cuarcita, que estos grupos de cazadores y recolectores fabricaban y utilizaban en su vida cotidiana.

Lavado de los sedimentos de las excavaciones de la Trinchera en el río Arlanzón

Como cada año un equipo de unas 15 personas, dirigido por la Dra. Gloria Cuenca de la Universidad de Zaragoza, se instala en las orillas del río Arlanzón a su paso por Ibeas de Juarros para lavar y triar todo el sedimento originado en los yacimientos de la sierra de Atapuerca. El lavado de sedimentos sirve para recuperar la microfauna de Atapuerca, es decir los diminutos fósiles de mamíferos, anfibios, aves, reptiles y peces de los yacimientos de Atapuerca. Empezó como cada año, el primero de julio.

  • FOTO 1: Pieza de industria lítica de sílex Cretácico de más de 1,2 millones de años recuperada en el nivel TE8 de la Sima del Elefante.
  • FOTO 2: Escápula restaurada de 800.000 años de la especie de Homo antecessor recuperada en el año 2005 en el nivel TD6 de Gran Dolina. 
  • FOTO 3: Elena Lacasa con la pieza de industria lítica de más de 800.000 años hallada en el nivel TD4 de Gran Dolina.
  • Foto 4 : Cráneo de león in-situ hallado en el yacimiento de Galería.

Fotos: Jordi Mestre / EIA

viernes, 12 de abril de 2013

Un agujero negro se come parte de un planeta gigante

video
Un fantástico documento de la Agencia Espacial Europea (ESA) sobre el agujero negro de la galaxia NGC 4845 y sobre el que podéis leer más en este enlace.


martes, 19 de marzo de 2013

Supernovas tipo Ia

video

Me parece apasionante esta animación que muestra cómo se crea una supernova Ia (como la de Kepler de 1604) por la fusión de dos estrellas enanas blancas. "Er güevo cósmico", que decía mi maestro.

Crédito:

viernes, 11 de enero de 2013

Efemérides astronómicas 2013

Son muchos los aficionados a la astronomía en España. También profesionales, aunque por mor de estúpidas incomprensiones políticas y economicistas, cada vez menos. Un servicio público de Instituto Geográfico Nacional, el Observatorio Astronómico Nacional, elabora unos descriptivos videos sobre lo que va a acontecer en los cielos durante este año para que estemos atentos a observaciones importantes.

Para una visualización más adecuada, os recomiendo pantalla completa por supuesto.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Los astronautas sueñan con tierras eléctricas

Os recomiendo encarecidamente que disfrutéis de este video montado a base de imágenes infrarrojas tomadas por un satélite de la NASA, equipado con nuevos sensores que no dejan de sorprender por su capacidad para vislumbrar cualquier luz encendida en nuestro planeta. Un crucero en alta mar, un oasis en el desierto (seguro que a alguien antes se le ocurrió la utilización bélica del aparato), se distinguen desde este satélite (Suomi NPP).

Como se cuenta en el video, nuestro planeta es eléctrico por la noche y existen lugares que parecen un firmamento vacío salpicado por estrellas solitarias y otros lugares semejantes a colmenas de galaxias. Territorios vacíos de electricidad colindantes con explosiones luminosas como la diferencia entre Corea del Norte y el Sur o el Himalaya comparado con la India.

Disfrutadlo.

Imagen:
NASA Goddard Space Flight Center

lunes, 22 de octubre de 2012

Detectives contra el fraude en la ciencia

¿Cuántos casos fraudulentos habrán pasado a engrosar la historia de la ciencia?

Tal vez, algunas de las teorías sobre las que basamos nuestro actual conocimiento tengan su origen en un error o una pequeña desviación de los resultados para que ajusten con la hipótesis propuesta por el investigador.

Ptolomeo, Mendel o Newton son casos citados con frecuencia en los que ha sucedido. En otras ocasiones un fraude intencionado y bien urdido es capaz de engañar a todo el estamento de una determinada disciplina, como ocurrió con las propuestas geológicas de Vishwa Jit Gupta, que habían sido incorporadas al bagaje científico de esta materia. Toda la investigación posterior tuvo que ser puesta en entredicho por las manipulaciones de una única persona.

Frente a estos mentirosos patológicos, aparece una figura menos llamativa, aunque más sorprendente: el detective científico, el investigador que algún día encontró en los trabajos del defraudador un pequeño error que le dio pie para una investigación más profunda, hasta lograr desenredar todo el ovillo del fraude. El trabajo de estos detectives científicos no es cómodo, pues normalmente se tiene que enfrentar con una teoría consolidada, cuya puesta en tela de juicio acarrea múltiples perjuicios a un gran número de investigadores.

En las siguientes entradas podéis leer algunos de los casos más famosos de fraudes en la ciencia y la búsqueda de la verdad.